viernes, 25 de junio de 2010

La cinta de Moebius dejó de hacerme gracia
cuando no supe distinguir el comienzo y el fin.

3 comentarios:

Edmundo Dantés dijo...

No hay comienzo ni fin en la cinta de Moebius, por eso no puedes distinguirlos, de cualquier modo, la cinta implica algo más, implica el paso de un estado de existencia a otro, la conexión entre 2 planos diferentes...

Te dejo aquí me voy a la cama con mi reina pequeña, que ella ya tiene sueño... ¿reina grande? quizás la encuentre algún día.

MIAUS!

Lucía dijo...

Como tantas cosas...

shinjikari dijo...

Al final, todo se reduce a no perder la perspectiva. Mantente firme :)