domingo, 12 de septiembre de 2010

Grises y melancólicos....

La única constante mi vida es la desesperanza que me envarga los domingos...

2 comentarios:

Lenore dijo...

Es un mal común...


Por favor, escríbelo bien cateta pamplonica.

Lucía dijo...

Tan común que a mí también me pasa.
Un beso!