viernes, 21 de enero de 2011

Que se mueran de pena tus penas...

- La pena es que no seas de aquí.

- La pena es que tú sólo seas de aquí.

3 comentarios:

Ya sabes como es dijo...

Parece que cuando Dios inventó el rencor vio que no era suficiente, que necesitaba catalizarlo en el mundo físico, y en ese día de aburrimiento, creó Dios a la mujer, luego, viendo que esta no tenía lugar donde descargarlo, creó Dios al hombre, donde la mujer desataría su ira.


PD: En cuanto al perdón y el olvido, hizo Dios al hombre capaz de perdonar e incapaz de olvidar... justo al contrario de como había hecho a la mujer.

PD2: No seas cruel con él, solo es un hombre... aunque no lo sepa él también esta aquí de paso, solo es un pasajero... y a su corazón no le quedan más latidos que al tuyo.

Tez dijo...

Este post no está escrito bajo el rencor o el odio, ni mucho menos, simplemente es una frase que me han dicho ya varias veces y la respuesta es como yo me siento, de aquí pallá, sin rumbo fijo, pero ni mucho menos es de la forma que los has interpretado, perdón pues sino no se ha entendido lo que quería transmitir.
Como anédtoda te diré que surgió este minidiálogo en mi cabeza tras echar un par de solicitudes para unos másters...

Lenore dijo...

Que no soy de aquí ni de allí, ni del Sol ni de la Luna más que de luz soy de penumbra para evitar alturas...

(Canción)