miércoles, 2 de febrero de 2011

Abrazados

Perdido como nunca antes lo había visto,
desorientado en aquella feria,
desquiciado por las luces que le rodeaban...

aquel pequeño no quería algodón de azúcar,
ni montar en las atracciones
ni que le dejasen empuñar esa escopetilla...

solo quería un abrazo
que le sacara de aquel bochornoso espectáculo
... eso y nada más.

?Tan difícil era verlo¿

2 comentarios:

Leibnitz dijo...

:)

Lenore dijo...

Sabes por qué le pasaba eso? porque era pequeño y ellos aunque no se le tenga en cuenta a veces, son más listos de lo que parecen.
Sus ojos vírgenes y su curiosidad no dejan escapar detalle; y a veces los grandes se olvidan de ellos, piensan que sólo quieren jugar, entretenerse un poco...